volver
Relatos cortos y fábulas: Jean de La Fontaine


El Buey, el caballo y el asno (libro I, 2)

El texto francés grabado en mp3 894KB!



texto francés      texto español 
 

Un bœuf, un baudet, un cheval, se disputaient la préséance.
Un baudet! direz-vous, tant d’orgueil lui sied mal!
A qui l´orgueil sied-il ? Et qui de nous ne pense
valoir ceux que le rang, les talents, la naissance
elèvent au-dessus de nous?
Le boeuf, d´un ton modeste et doux, alléguait ses nombreux services, sa force, sa docilité; le coursier sa valeur, ses nobles exercices, et l´âne son utilité.
Prenons, dit le cheval, les hommes pour arbitres:
En voici venir trois, exposons-leur nos titres.
Si deux sont d´un avis le procès est jugé.
Les trois hommes venus, notre boeuf est chargé d´être le rapporteur ; il explique l´affaire, et demande le jugement.
Un des juges choisis, maquignon bas-normand
crie aussitôt: La chose est claire, le cheval a gagné. Non pas, mon cher confrère, dit le second jugeur, c´était un gros meunier, l´âne doit marcher le premier; tout autre avis serait d´une injustice extrême.
Oh ! que nenni, dit le troisième, fermier de sa paroisse et riche laboureur, au boeuf appartient cet honneur.
Quoi ! reprend le coursier, écumant de colère, votre avis n´est dicté que par votre intérêt?
Eh ! mais, dit le Normand, par quoi donc, s´il vous plaît?
N´est-ce pas le code ordinaire?

 

Un buey, un asno y un caballo se disputaban de la prelación.
-Un asno, dirá, tanto orgullo le hace quedar mal. ¿A quién sienta bien el orgullo? ¿Y quién de nosotros no piensa valorar a aquellos que se elevan por la clase, los talentos y el nacimiento sobre nosotros?
El buey, con una voz dulce y modesta, alegó sus numerosos aptitudes, su fuerza, su docilidad, el corcel su valor, sus nobles ejercicios y el asno su utilidad.

-Tomemos, dice el caballo, los hombres por árbitros.
Ahí vienen tres, expongámosles nuestros títulos.
Si dos son de la misma opinión se juzga el pleito.
Al llegar los tres, nuestro buey está encargado de ser el ponente. Explica el asunto y pide el juicio.
Uno de los jueces elegidos, comerciante en caballos bajo normando, grita inmediatamente
- la cosa queda clara, el caballo ha ganado.
- No, mi querido colega, dice el segundo juez, era un molinero gordo, el asno debe ir el primero, cualquier otro dictamen sería de una injusticia extrema.

-Ay, que tontería, dice el tercero, agricultor de su parroquia y rico labriego, al buey pertenece este honor.

-¡Qué! ¿reanuda el corcel, espumando de cólera, su dictamen no sólo se ha dictado por su interés?
- Eh! pero, dice el Normando, ¿por qué pues?, por favor. ¿No es el comportamiento ordinario?


vocabulario
le bœuf = el buey
le baudet = el asno
le cheval = el caballo
se disputer = disputarse
la préséance = la prelación
l' orgueil = el orgullo
seoir = hacer quedar
penser = pensar
la naissance = el nacimiento
élever = elevar
au-dessus = encima
modeste = modesto
alleguer = destacar, alegar
l' âne = el asno
l' exercise = el ejercicio
l' utilité = la utilidad
l' homme = el hombre
l' avis = el dictamen
le jugement = el juicio
choisir = elegir
clair = claro
le confrère = el colega
le maquignon = el comerciante en caballos
le bas-normand = el bajonormando
le meunier = el molinero
marcher = marchar
le fermier = el granjero
la paroisse = la parroquia
le laboureur = el labriego
appartenir = pertenecer
écumer = espumar
la colère = la cólera
l' avis = el dictamen
l' intérêt = el interés
plaîre = gustar

contacto pie de imprenta declaración de privacidad